Con tu colaboración creamos ilusión

Viviendas para recuperación de la Salud. Sí a un hogar donde cuidar y curar.

RAIS

Vivir en la calle y tener salud es incompatible. Las personas sin hogar tienen una esperanza de vida 30 años menor que la población general, a menudo mueren a causa de problemas de salud prevenibles y tratables.

Para dar respuesta a esta problemática, RAIS crea un programa con el objetivo de cubrir todas las necesidades de apoyo que una persona necesita para afrontar un proceso de enfermedad. Disponer de una vivienda es el punto de partida, por lo que se acondicionaron siete viviendas, con 66 plazas en total, cuatro en Madrid, dos en Murcia y una en Andalucía (Córdoba), en las que se atienden a personas de la comunidad y derivadas desde cualquier lugar de España.

Atendemos a personas sin hogar en períodos de convalecencia, con enfermedades crónicas desestabilizadas o con enfermedad grave y terminal que requiere de cuidados paliativos. Estas viviendas tienen como objetivo garantizar los tratamientos médicos y el cuidado de la salud de las personas sin hogar, mejorar su calidad de vida y promover el acceso a derechos.

Las viviendas son un HOGAR, un espacio de seguridad y confort, totalmente equipadas, donde las personas conviven y comparten como cualquier familia.

Contamos con un equipo profesional sociosanitario (TS, DUE, psicólogo, técnico y auxiliares sociosanitarios) las 24 horas y los 365 días del año, que, combinando la intervención psicosocial y el apoyo sanitario, acompañan para la recuperación de la persona y para promover el acceso a servicios públicos, la vida digna, autónoma y participativa.

La estancia es gratuita, y se cubren todas las necesidades básicas, alimentación, material de higiene, ayudas técnicas, medicación, transporte, etc. para garantizar el tratamiento y el proceso de inclusión.

Cada persona cuenta con un profesional de referencia, con el que establece sus objetivos a alcanzar y con servicios y actividades individuales y grupales para conseguirlos. Servicio sanitario, de asistencia, psicológico, acompañamiento a final de vida, ocio, acceso a prestaciones, apoyo a autonomía, etc.

La atención a una persona enferma es un derecho humano universal, que a menudo se les niega a las personas sin hogar. Desde RAIS entendemos que garantizar el derecho a la salud, implica ofrecer la cobertura de las necesidades fundamentales: sanitarias, afectivas, nutricionales, sociales y culturales, por ello nuestras viviendas son un hogar donde cuidar y curar.

Descripción del programa:

Viviendas para recuperación de la salud, es un programa que surge desde la evidencia científica del efecto que el sinhogarismo tiene sobre la salud de las personas que lo padecen, de las necesidades de apoyo (personales, materiales y de infraestructura) no cubiertas para afrontar un proceso de enfermedad y de la dificultad de acceso al sistema sanitario de las personas sin hogar.

El programa, de carácter temporal, se dirige a personas sin hogar en períodos de convalecencia, con enfermedades crónicas de nuevo diagnóstico o desestabilizadas o con enfermedad grave y terminal que requiere de cuidados paliativos.

El programa se caracteriza por ofrecer una respuesta especializada de calidad que combina la intervención psicosocial, siendo plataforma para el acceso a servicios y derechos sanitarios, económicos y sociales, y el apoyo sanitario, buscando la correcta recuperación física y la mejora de la salud en todas sus dimensiones.

Espacio Salud promueve el acceso y mantenimiento en el cuidado de la salud de las personas afectadas por el sinhogarismo en las redes normalizadas de atención, actuando de puente entre las redes sociales y sanitarias, para lograr una atención integral y mejorando la calidad de vida de las personas atendidas.

El programa entiende la vivienda como infraestructura de salud, por lo que ofrece un hogar temporal, como base segura, y los servicios de un equipo multidisciplinar de profesionales las 24 horas y los 365 días del año, que acompañan para que la persona acceda a derechos e inicie y/o consolide procesos de recuperación e integración social efectivos y eficientes.

El programa supone:

  • Un enfoque claro hacia el respeto y la dignidad humana, la igualdad, los derechos y el ejercicio pleno de la ciudadanía.
  • Una clara mejora en la salud y calidad de vida.
  • La integración comunitaria de las personas sin hogar orientando la prestación en el acceso a las redes normalizadas de atención.
  • Una importante y rigurosa evaluación tanto de los procesos como de los resultados conseguidos de cara a promover la mejora continua.

Destinatarios a los que va dirigido

Personas sin hogar, mayores de 18 años que manifiesten su deseo de incorporarse al programa y que necesitan cuidados sanitarios específicos no hospitalarios porque:

  • Han sido objeto de un alta hospitalaria y se encuentran en un periodo de convalecencia médica o
  • Tienen enfermedad crónica de nuevo diagnóstico o desestabilizada o
  • Sufren una enfermedad grave, en fase terminal y necesitan cuidados paliativos.

Al ser un recurso convivencial, la persona no puede padecer enfermedad infectocontagiosa en fase activa y debe aceptar y favorecer la convivencia como parte de su tratamiento.

Objetivos

Objetivo general:

Garantizar el acceso y mantenimiento del cuidado de la salud de las personas afectadas por el sinhogarismo, mejorando su calidad de vida y promoviendo el acceso a derechos.

Objetivos específicos:

  • OE1: Asegurar que las personas disfruten de un espacio de seguridad y confort que posibilite y favorezca la recuperación o estabilidad integral de la persona, física, mental, social y emocional.
  • OE 2: Lograr que la persona sea consciente de su estado, expectativas, necesidades, deseos, y que elabore un plan de acción, solicitando apoyos y activando servicios ajustados a su momento.
  • OE 3: Proporcionar apoyos que respondan a las necesidades y decisiones de las personas usuarias.
  • OE 4: Garantizar el acceso y mantenimiento de tratamientos médicos.
  • OE 5: Conseguir el mayor grado de autonomía de las personas y el funcionamiento independiente.
  • OE 6: El acceso a derechos de plena ciudadanía, (salud, vivienda, prestaciones, empleo, seguridad, etc.)
  • OE 7: Lograr que la persona acceda a redes normalizadas de atención y participación que favorezcan la integración comunitaria.

Ubicación en territorios

  • Madrid: 40 plazas
  • Murcia: 15 plazas
  • Andalucía, Córdoba: 11 plazas.
  • Hay 12 plazas disponibles en Murcia y Córdoba para personas derivadas desde cualquier lugar de España.

ver web raisfundacion